Cómo enfrentar y superar el duelo

Sobrellevar la pérdida de un ser querido podría llegar a ser una de las cosas mas difíciles que como seres humanos podremos enfrentar;

Sin embargo, debemos ser compasivos con nosotros mismos y reconocer que quizá necesitemos reflexionar por algún tiempo antes de lograr sanar el duelo internamente para que paulatinamente podamos acostumbrarnos a la pérdida, pues aunque racionalmente podemos entender la pérdida como un proceso natural de la vida, la experiencia puede ser tan impactante que nos lleve a largos períodos de tristeza o depresión en los que el amor propio será fundamental.

También es importante entender que todos reaccionamos de forma diferente ante la muerte, dependerá de nuestra historia personal y familiar, incluso de la cultura a la que pertenecemos, lo que es cierto, es que cada persona echará mano de las herramientas emocionales con las que cuente para poder sobrellevar el dolor de la pérdida.

Las investigaciones en torno al proceso de duelo coinciden en que el tiempo le permite a la mayoría de las personas recuperarse de la pérdida sobre todo si cuentan con el apoyo de su entorno familiar y social. Por otro lado, algunas personas tienen mayores dificultades para atravesar el duelo y son incapaces de retornar su vida cotidiana, en estos casos el apoyo de un profesional como un psicólogo o tanatólogo puede ser de gran utilidad. (1)

Mucho se ha hablado de las etapas del duelo, sin embargo, vale la pena mencionar cuatro etapas principales:

     

Conoce las etapas del duelo

    1. La etapa de shock o negación, esta etapa dependerá de lo rápido o lento que se vivió la pérdida, una pérdida inesperada prolongará esta etapa, mientas que una pérdida tras una enfermedad prolongada hará que la experiencia de esta etapa sea más corta ya que el duelo comenzó mucho antes de la partida del ser querido.

 

    2. La etapa de enojo o ira, en la que nos enojamos con la vida, con el ser querido que murió, con Dios, con las circunstancias; en esta etapa también sobrevienen las culpas y nos recriminamos lo que hicimos o lo que dejamos de hacer, esta etapa dependerá del carácter de cada persona, alguien con una personalidad irascible puede permanecer en esta etapa durante más tiempo.

 

    3. La etapa de tristeza, quizá la etapa más prolongada, es cuando las personas que nos acompañaban al inicio de la pérdida ya no están, cuando sentimos que “molestamos” a las personas con nuestra tristeza y que la vida nos está empujando a regresar  a lo cotidiano aunque no queramos y muchas veces, comenzamos a guardarnos las emociones y pueden aparecer en el cuerpo en forma de síntomas físicos como dolores de cabeza, colitis, o cualquier expresión corporal que exprese las emociones que no hemos podido procesar. Lo más importante en esta etapa es reconocer las emociones y permitirnos expresarlas sin pensar en lo que piensen los demás.

     

    4. La reconciliación es la cuarta y última etapa, en la que aunque persiste cierto grado de tristeza o nostalgia por la pérdida, nos quedamos con los buenos recuerdos, con lo vivido con ese ser querido y conservamos su recuerdo en vida dentro de nosotros.

Todas estas etapas no son lineales ni tienen una duración específica, podemos pasar por las cuatro en un solo día o podemos instalarnos durante días, semanas o meses en alguna etapa en particular, no existen reglas que determinen que está bien o mal. Muchos estudios afirman que para atravesar un proceso de duelo ante la pérdida de un ser querido se estima un año cronológico, cuando ya hemos pasado todas las fechas significativas que usualmente compartíamos con ese ser querido como Navidad, cumpleaños, etcétera. (3)

Tips que pueden ayudarte a superar la pérdida(1)

No existe un consejo para aligerar el dolor de una pérdida, el dolor hay que atravesarlo, no obstante, estos consejos recomendados por la American Phychological Association pueden disminuir el sufrimiento que acompaña al dolor emocional y gestionar mejor la pérdida:

Habla de la muerte de tu ser querido con familiares y/o amigos.

Habla de la muerte de tu ser querido con familiares y/o amigos. 

Acepta tus sentimientos.

Acepta tus sentimientos.

Cuídate a ti mismo y a tu familia.

Cuídate a ti mismo y a tu familia.

Ayuda a otras personas que también lidian con la pérdida.

Ayuda a otras personas que también lidian con la pérdida.  

Recuerda y celebra la vida de tu ser querido.

Recuerda y celebra la vida de tu ser querido.

Si a pesar de todo lo anterior los sentimientos te abruman y sientes que no los puedes superar, consulta a un psicólogo.

Si a pesar de todo lo anterior los sentimientos te abruman y sientes que no los puedes superar, consulta a un psicólogo.

¿Cómo acompañar a alguien que se encuentra en un proceso de duelo?

Una de las barreras a la que nos enfrentamos cuando estamos al lado de una persona que está viviendo un duelo y queremos ayudarle, son nuestros propios miedos: miedo al dolor, a la muerte, a no saber qué decir o qué hacer, miedo a hacer más daño, etcétera. En un artículo del New York Times que consultó a diferentes personas que atravesaron un proceso de duelo, nos da las reglas fundamentales que debemos tener en cuenta al acompañar a alguien durante su pérdida.

Regla 1: No se trata de ti. Evita hablar a la persona que se encuentra atravesando una pérdida, sobre tus duelos personales y cómo los manejaste, definitivamente evita comparar tus experiencias con lo que está viviendo la persona en ese momento.

Regla 2: No hay un lado bueno. Evita tranquilizar o consolar a la persona en duelo con comentarios como: “Al menos ya no está sufriendo” o cualquier comentario que indique que pudo ser peor de lo que ya es, no intentes hacerles ver el lado positivo cuando se sienten devastados.

Regla 3: Cuidado con la religión. Compartir tus creencias sobre Dios puede ser delicado, pues aunque se trate de una persona religiosa (o no), no sabemos si piensa como tú, decirle a una persona que está sufriendo una pérdida: “Dios te da sólo lo que puedes soportar”, es como decirle que Dios tuvo que ver con la pérdida de su ser querido. Evita a toda costa estos comentarios.

Regla 4: Deja que sientan lo que quieran. Como leíste al principio de este artículo cada quién enfrenta su proceso de duelo con los recursos emocionales y mentales que posee, quizá la persona necesite llorar sin parar durante días, quizá necesite sumergirse en un proceso reflexivo, cada quien vive el proceso de forma individual y única, evita decir: “sé fuerte”, “no llores”, “resiste”, etcétera. (2)

 

Lo que sí puedes hacer mientras acompañas a alguien en su proceso de duelo, es ofrecerle tu interés y  apertura a la comunicación; muestra interés genuino a lo que la persona quiere compartir y por sobre todas las cosas, no juzgues si la persona debiese estar viviendo el duelo de una u otra manera.

 

Por último, es importante ser conscientes de que nada de lo que podamos decir va a aliviar instantáneamente el dolor de la persona. Así que el acompañante deberá hacer acopio de fortaleza para tolerar el dolor que produce el sufrimiento de un ser querido. (3)

También te puede interesar

Referencias:

1. American Phychological Association. (2012). El duelo: Cómo sobrellevar la muerte de un ser querido. https://www.apa.org/topics/families/duelo

2. Pogue, D. (2019, 24 febrero). Que decir a alguien en el duelo. Que decir a alguien en el duelo. https://www.nytimes.com/es/2019/02/24/espanol/que-decir-a-alguien-en-duelo.html

3. Sordo, P. (2015). Bienvenido dolor: Una invitación a desarrollar la voluntad de ser feliz (Biblioteca Pilar Sordo) (1.a ed.). Océano.

El presente documento fue desarrollado por Prosanté Cuidado Integral de la Salud S.A. de C.V., para METLIFE MÉXICO S.A., con fines informativos y educativos, por lo que no se pretende sustituir ninguna recomendación dada por un profesional. “MetLife México, S.A. es filial de MetLife Inc. que opera bajo la marca “MetLife” La presencia de la marca MetLife es únicamente con fines publicitarios, por lo que MetLife no es responsable de la información de este documento.

La comunicación visual de dicha información, incluidos, pero no limitados a imágenes, gráficos y diseño editorial, son propiedad de Prosanté Cuidado Integral de la Salud, S.A. de C.V.

Copyright© El presente material es propiedad exclusiva de Prosanté Cuidado Integral de la Salud S.A. de C.V. Queda prohibida su reproducción parcial o total sin previa autorización.