Leer alimenta la mente y el alma

De acuerdo con el ensayista y poeta inglés Joseph Addison “leer es para la mente lo que el ejercicio físico es para el cuerpo”.

En estos tiempos de inmediatez y de redes sociales la lectura de libros está cada vez siendo más abandonada.

Pero la realidad es que leer ayuda a favorecer la concentración, aumenta la materia gris del cerebro y hace que seamos personas más empáticas y tengamos más éxito profesional, asimismo:

  • Estimula el intercambio de información y conocimiento.
  • Retarda la aparición de los síntomas de demencia y enfermedades como Alzheimer y Parkinson, entre otras.
  • Estimula la percepción, concentración y empatía.
  • Durante la lectura se activan regiones cerebrales que propician procesos de imaginación a partir de los acontecimientos de la narración y vienen a la mente recuerdos y confrontaciones con experiencias personales.
  • Tras investigaciones realizadas con respecto a las personas que leen, se encontró que los estudiantes exitosos poseen mejores habilidades de expresión, lectura y lenguaje, así como, incremento en la capacidad de concentración, análisis e interpretación de texto.

Profundicemos en algunos de estos puntos.

La lectura es una herramienta valiosa para gestionar adecuadamente el estrés que se nos presente en la vida cotidiana. Según un estudio de 2009 realizado por la Universidad de Sussex (Reino Unido), la lectura puede reducir los niveles de estrés en un 68%, incluso más que escuchar música o ir a pasear. (3)

Muchos estudios también han demostrado que la lectura aumenta el vocabulario y estimula el desarrollo de la inteligencia. Adicional, se ha relacionado la lectura con un mayor éxito profesional y laboral.

De todo lo anterior podemos concluir que traer el hábito de la lectura a nuestras vidas abre la posibilidad de beneficios físicos, mentales, emocionales, sociales y profesionales.

Quizá estés pensando ¿Qué hago si no me gusta leer?

  1.  Empieza poco a poco, unos minutos cada día.
  2. Resta un poco de tiempo del que dedicas a dispositivos electrónicos, juegos y redes sociales, para crear un espacio íntimo entre tú y un libro.
  3. Deja que el libro te atrape, una vez que vivas esta experiencia correrás de inmediato por otro libro.
  4. Si no puedes solo, únete a un club de lectura, andar este camino acompañado puede hacerlo más sencillo.

Y recuerda, no sólo ejercites el cuerpo, tu mente es tu mayor tesoro.

También te puede interesar

Referencias:

1) “El beneficio encubierto de leer”, de la revista Mente y Cerebro N° 47/ 2011 – págs. 36 – 41

2) Romero, S. (2018, 20 abril). 5 beneficios de la lectura para nuestra salud. MuyInteresante.es. https://www.muyinteresante.es/salud/articulo/5-beneficios-de-la-lectura-para-nuestra-salud-131478684493.

3) Saiz, Y. (2015, 10 noviembre). Los beneficios de la lectura. La Vanguardia. https://www.lavanguardia.com/estilos-de-vida/20120613/54312096470/los-beneficios-de-la-lectura.html.

4) Gabilondo, A. (2013). Darse a la Lectura (1.a ed.). RBA.

El presente documento fue desarrollado por Prosanté Cuidado Integral de la Salud S.A. de C.V., bajo instrucciones de METLIFE MÉXICO S.A., para fines informativos y educativos, por lo que no se pretende sustituir ninguna recomendación dada por un profesional. La presencia de la marca MetLife es únicamente con fines publicitarios , por lo que MetLife no es responsable de la información de este documento.

La comunicación visual de dicha información, incluidos, pero no limitados a imágenes, gráficos y diseño editorial, son propiedad de Prosanté Cuidado Integral de la Salud, S.A. de C.V.

Copyright© El presente material es propiedad exclusiva de Prosanté Cuidado Integral de la Salud S.A. de C.V. Queda prohibida su reproducción parcial o total sin previa autorización.